comer en el trabajo

Comer en el trabajo, ¿Te apetece un snack?

Pensar qué comer en el trabajo es una de las principales preocupaciones cada semana, ¿Haces dieta? ¿No comes en casa de diario? ¿Tienes poco tiempo para comer? ¿Comes de Menú de restaurante?

Al final la alimentación durante la semana, concretamente las comidas, dependen de nuestro horario laboral. Tener la posibilidad de comer en casa o tener que hacerlo fuera, va a influir directamente en nuestra salud.

Pasamos gran parte de nuestra vida trabajando, en contacto con compañeros, stress, reuniones, y por culpa de ello con poco tiempo para parar a comer.

Por lo tanto, planificar lo que vamos a comer de una semana para otra, cómo también elegir el alimento para comer entre horas, va a ser fundamental para cuidar nuestra línea.

Elige Snacks para no llegar a las comidas principales del día con ansiedad de comer, y así arrepentirnos por saciarnos con comidas pesadas y grasientas.

Busca recetas sanas y variadas, que aporten a tu cuerpo el valor nutricional que necesita para desarrollar la jornada laboral y resto de responsabilidades del día a día.

Comer en el trabajo

comer fuera de casa

Varía entre carnes y pescados, recetas por ejemplo con pollo y pescados blancos (Bacalao, merluza…). Otro de los alimentos muy fáciles de cocinar y con alto valor nutritivo es la pasta y el arroz, además de las numerosas variantes de acompañarla (pasta con tomate, en ensalada, en sopas calientes en invierno…).

Utiliza la verdura y las ensaladas como acompañantes en tus comidas, son ligeras y muy saludables, además de que ayudarán a tu digestión.

No te olvides de la fruta, la fruta nos aporta vitaminas y líquidos, ¡Clave para el funcionamiento de nuestro cuerpo! Hidratas tu cuerpo y a su vez ingieres vitaminas que te darán energía suficiente para realizar todo tipo de esfuerzos.

Una vez decidas que es el momento de la comida, come despacio y reposa la comida, ¡No es broma! Está muy bien que prepares recetas saludables, pero es igual de importante que comas sentad@ y reposando un tiempo la que acabas de ingerir. Comer deprisa y sin facilitar la digestión hará que sufras dolores de estómago innecesarios.

Recuerda: Comer en un tupper no significa que vayas a comer mal, si planificas tus comidas semanales con antelación, conseguirás seguir una dieta sana que afectará directamente a tu calidad de vida.

la tienda de galletas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *